Irene Montero además contrató por 120.000 € para su campaña del Covid a la agencia publicitaria del PSOE

Compartir en

El Ministerio de Igualdad, liderado por Irene Montero, contrató por 120.000 euros a la agencia de publicidad que diseñó la campaña electoral de Pedro Sánchez de 2019 con el enunciado ‘Haz que Pase’. La misma a la que recurrió el Ministerio de Sanidad al principio de la crisis del coronavirus, tal y como reveló OKDIARIO la pasada semana, en una operación de la que se desconoce el valor. Este otro encargo de emergencia para batallar contra la violencia de artículos durante la pandemia se basó fundamentalmente en cambiar de amarillo a morado el texto del cartel auténtico.

Según ha podido comprobar OKDIARIO en la documentación oficial del ministerio a cargo de Irene Montero, la empresa que está detrás de esta campaña es Kitchen SL, la misma que desarrolló la interpretación original encargada por el Ministerio de Sanidad.

Como recoge la formalización del contrato, el objeto de la adjudicación es el «servicio de creatividad, diseño, realización y producción de una campaña de concienciación social contra la violencia de género en presencia de la emergencia de sanidad pública en relación al Covid-19 en España».

Se trata de un contrato con un precio que llama la atención, ya que por 120.000 euros el ministerio de Irene Montero encargó una actualización del cartel sin grandes cambios. Fue una mera adaptación de la campaña contra el coronavirus que lanzó Sanidad y de un vídeo de 25 segundos grabado a una sola cámara que tampoco justificaría el precio pagado.

Aunque la documentación pública del contrato es escasa, el ministerio sí indica que «como consecuencia del aislamiento domiciliario y la limitación de libre circulación se requiere la puesta en marcha, de forma inmediata y con carácter complementario a las ya planificadas, de una campaña de concienciación social que permita a las víctimas de violencia machista conocer las opciones de las que disponen y percibir el apoyo verdadero».

«Continuidad»

La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, dirigida por Victoria Rosell, actúa como contratante. Este departamento adscrito al ministerio de Montero señala que sólo hubo «una propuesta», la de la agencia Kitchen SL. Adicionalmente, justifica la adjudicación a esta firma «por haber sido la responsable de la elaboración de las piezas creativas de la campaña difundida por el Ministerio de Sanidad con motivo de la crisis sanitaria del Covid-19, bajo el enunciado ‘Este virus lo paramos unidos’, dado que se considera que la campaña extraordinaria contra la violencia de artículos debe suponer una continuidad de la misma, lo que requiere el mantenimiento de la misma línea estética».

Poco que en efecto la empresa hizo hasta tal punto que no hay notables variaciones sobre el diseño inicial más allá de cambiar el color amarillo por el morado de Podemos. Por otra parte, se apunta que el contrato se formalizó el 3 de junio mediante un «procedimiento negociado sin publicidad».

Campaña en los medios

Junto a destacar que aparte de los 120.583 destinados a la labor de creatividad se adjudicó un segundo contrato para colocar la campaña en los medios de comunicación. El Gobierno aprobó de urgencia un segundo gasto de 1,8 millones para el «servicio de compra de espacios en medios de comunicación y otros soportes publicitarios de la campaña contra la violencia de género». Es decir, un capital destinado a que las televisiones, las radios y los periódicos difundan esta campaña institucional con el lema ‘La violencia machista la paramos unidas’.

Esta número de 120.583 euros por una campaña de escasa creatividad encendió las suspicacias del sector. Ni siquiera se ha manufacturado una página web específica para divulgar la información oficial. Nada más se ha habilitado un apartado en la página de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género para incluir los materiales publicitarios.

Ahí aparece la imagen con el texto morado en varias dimensiones (para incluir en Twitter, en Facebook y en Instagram) y en varios idiomas (catalán, vasco, gallego, valenciano e inglés) y un vídeo de 25 segundos que tan pronto como tiene producción detrás. Por otra parte, hay otro cartel que añade el texto «Estamos contigo, todo saldrá perfectamente» que se traduce además al francés, chino, árabe y ruso. 

Todo queda en Ferraz

La agencia creativa Kitchen SL tiene su sede en el número 11 de la calle Ferraz de Madrid, muy cerca del cuartel general del PSOE. Fue la responsable de la última campaña socialista, la de ‘Haz que Pase’. De esta forma, Pedro Sánchez y Salvador Illa adjudicaron la campaña institucional principal del coronavirus a los mismos creativos que en abril del año pasado aupaban al líder socialista a ganar las elecciones generales por primera vez.

Se trata de una macrocampaña que se inició con el ánimo de inspirar confianza entre la ciudadanía y que, ahora, se ha convertido en un instrumento más de propaganda gubernamental a cargo de los Presupuestos Generales del Estado. El coste total de la campaña de Sanidad aún se desconoce. Nada más consta en la web de la agencia que son autores de entreambos trabajos.

Según la respuesta ofrecida a OKDIARIO por el Ministerio de Sanidad, la primera parte de dicha campaña se desarrolló entre los días 15 de marzo -el día luego de aprobar el estado de alarma- y el 1 de abril. La contratación se realizó de forma urgente, dando cuenta a la Comisión de Publicidad del Gobierno, dado que no estaba aceptado el Plan de Publicidad 2020. Sanidad además informa de que se dio conocimiento al Consejo de Ministros aunque no aparece en las referencias de las reuniones del mes de marzo.

Ese periódico se ha intentado poner en contacto además con la empresa Kitchen SL, que fue la que recibió el encargo, pero ha declinado hacer comentarios a los correos electrónicos trasladados.

Esta agencia, según su información económica referente al último ejercicio correspondiente a 2018, facturó 3,67 millones de euros. En el año , el 2017, los ingresos fueron de 2,93 millones. El beneficio fue superior hace tres años, con 221.000 euros de ganancias, que hace dos, con 106.000 euros.

Ya registrado

El eslogan ‘Haz que Pase’, que usó el PSOE de Pedro Sánchez en las elecciones de 28 de abril de 2019 provocó una fuerte polémica tanto por el diseño -muy criticado por profesionales de la comunicación política- como por el uso de esa frase. Una empresaria requirió al PSOE que dejase de usar la marca que ella tenía registrada como nombre de su empresa de coaching desde 2015. Los socialistas, no sin reticencias, accedieron a ello en un breve comunicado camuflado entre otras noticias en su página web.

Adicionalmente, el Gobierno ha realizado otra campaña controvenida con acusaciones de publicidad institucional engañosa. Con el eslogan #SalimosMásFuertes, mantiene que pese a las más de 40.000 muertes por coronavirus, la sociedad española puede sacar músculo por haber superado con creces la pandemia.

In this article